jueves, 23 de febrero de 2017

La Cosquillita

 Esta es la historia de un señor, pero no cualquier señor, este señor era argentino y para colmo, se llama,  Roberto.
 Nació en 1970, en la provincia de Buenos Aires, precisamente en San Miguel. Siempre llevaba un Rosario colgando en el pecho. Yo no tengo buen gusto para los hombres, pero Roberto era lindo para todas, y lo malo es que él lo sabía, por lo tanto el señor Roberto era peligroso.
 Roberto era camaleónico.  En 1989, enamoró, tan sólo con su sonrisa, a Rita, una cuarentona de Recoleta cansada de la vida. No es una historia muy distinta a cualquiera, el asunto es que le zarpó una gran porción de una herencia millonaria que Rita había cobrado. Roberto era gigoló.
 En 1990 el señor Roberto, con 20 años, se tomó un avión a Miami; lo único que sabía decir en inglés era "Are you talking to me?". Roberto era fanático de Robert De Niro.
 Una vez cómodamente instalado, gracias a la fortuna adquirida el año anterior,  tuvo un "flash", una idea que lo llenó de tormento: "Si no laburo, la guita se me va a terminar". Asique empezó a laburar.
 Se compró unas camisas floreadas, unos pantalones blancos, se bronceó, y se volvió centroamericano. Mezclaba el acento dominicano con el cubano y el venezolano, pero las gringas no se daban cuenta. "Honey... are you talking to me? I hope so, because you are so beautiful",  dos semanas y media tardó en aprendérselo. En su puta vida bailó salsa o merengue, ni siquiera conocía las diferencias entre una y la otra. Pero Roberto era lindo y lo podía todo. 
 Diez años engañó gringas en Miami. 
 En el año dos mil se terminaba el mundo, pero Roberto sabía que eso era una joda. Recordemos que Roberto era Argentino.
 Era, pongamos, católico, y pensaba en arrepentirse de todos sus pecados en su lecho de muerte, atormentado, quizá, por la vejez o alguna enfermedad venérea incurable, tenía una profesión jodida.
 El 14 de Febrero del 2000, día laboral, a Roberto lo pisó un camión, murió en el acto. 
 Resulta ser, que Roberto desubrió que al final eso del infierno era verdad. De repente, apareció en el averno cagado de calor, desnudo y le picaba el culo. Era horrible. 
 Esperó algunos minutos, mientras iba cayendo más gente al lugar. Vino un pequeño ser demoníaco y, muy amable, le indicó que tenía que tomar  cierto pasillo que lo llevaría a cierto lugar que era donde le correspondía. Muy atento el demonio. Roberto, siguió las instrucciones y llegó a una habitación fresquita de color roja con glitters, como la vagina de Shakira en el video Loba. Alli se encontró con otros dos señores que esperaban. 
 Llegó, después de unos minutos, Lucifer, un poco agitado; se excusó porque estaba esperando a un amigo, Carlos Saul, pero estaba con demora, asique prefirió no perder tiempo y darles la bienvenida a "El infierno de los que se llaman Roberto, se hacen pasar  por latin lovers y les roban a la viejas con plata", no era tan malo, después de todo habia un infierno de "Viejas que engañan a sus maridos con latin lovers aunque saben que son Robertos de Argentina".
La cosa se puso fea, y Roberto, defecado en las extremidades inferiores, miró a los demás Robertos, como buscando consuelo, pero ellos también estaban cagados las patas, incluso uno apeló "¡PERO YO ME LLAMO RAÚL!" . El diablo, disfruta mucho del miedo de las personas, asique no pudo hacer otra cosa más que largar una carcajada, de esas de película.
  -Bueno, muchachos - Dijo Lucifer con tonada porteña - La cosa es fácil, ustedes se quedan acá en la habitación de glitters por toda la eternidad, y su castigo será... 
  -Suficiente castigo tuve en vida - Se atrevió a comentar nuestro Roberto- Nunca conocí al verdadero amor de mi vida. Pensar un castigo para mí sería en vano, nada me atormentaría más que el simple echo de que no conocí a la persona indicada.
Entonces, Lucifer, que antes fue un ángel, casi vomita por la boludez que dijo Roberto. Pero recordó que en el 2009 tendría que alquilarle el salón a Shakira, asique se le ocurrió algo más rentable:
-Estoy conmovido, nunca nadie se atrevió a interrumpirme para revelar un sentimiento tan puramente bello y triste... en fin, los dejaré ascender nuevamente a la tierra a los tres y no solamente eso, sino que también vivirán eternamente en ella. Roberto, vos podrías aprovechar y encontrar el amor, y vos, Roberto, podrías aprender a tejer al crochet, que siempre quisiste y nunca te salió; y ni hablar de vos, Roberto, que nunca  ganaste al juego de la Oca.
- Gracias, me llamo Raúl, pero gracias.
-La única condición para subir, - Siguió el Diablo- es que tendrán que vivir con auriculares fijados en los oídos de los cuales sólo podrán escuchar "La Cosquillita" de Juan Luis Guerra, canción que bailarán 24hs al día incesantemente por toda la eternidad en la tierra y sin dejar de sonreir; no se para ni para dormir, ni para comer, ni tomar agua u orinar, si paran, mala suerte.
 Raúl desistió primero, "ni en pedo", dijo. Dicen que después hizo el papeleo y lo llevaron al infierno que le correspondía por su nombre. Sin embargo nuestro Roberto y el otro, valientes, aceptaron. 


 ¡¡ULA - EH!! sonó, y empezaron los primeros catorce minutos de prueba antes de subir. El otro, no lo soportó, catorce minutos incesantes de bajar y subir, subir y bajar por el mismo lao; dejó de bailar y en un instante explotó. Un asco, todo desparramado. Si ya estaba muerto, a donde habrá ido a parar! Dónde va la gente cuando explota?. Misterio.
 Terminada la prueba, Roberto se puso sus pilchas, y bailando y sonriendo, subió a la tierra, solo. Por suerte estaba en Miami, asique podía disimular el hecho de que era víctima de una posesión de música tropical infernal.
 Cada cuatro minutos sonaba "¡ULA - EH!", y mete a darle sabor, y "aquele io io,  aquele io io"  y maripositas que volaban de lao. Pasaron dos horas, tenía sed, eran las 14hs en Miami, pero tuvo suerte porque ese día llegó un huracán. "AQUELE IO IO MAMASITA EH!", bailaba, y el Huracan Debby le brindaba agua, viento y fresco. Esquivó un par de chapas, pedazos de palmeras y varias patentes de autos. "¡ESTO PINTA A ROSA, ESTOY ENAMORAO!" bailaba en el medio de la Collins Avenue, tiraba unos pasos impresionantes.

- HEY AMIGO!!!?? ARE YOU CRAZY? COME HERE!!!
- AQUELE IOIO AQUELE , AQUELE, AQUELE...
 Roberto sonreía y Bailaba.

 Pasaron diecisiete años, Roberto sigue bailando y sonriendo, creo que es famoso, estuvo en un par de realitys show. No encontró el amor. Quizá Jennifer, la blonda que dejó New York para cambiar su vida en Miami vendiendo magdalenas, fue lo más cercano, pero no funcionó, a ella le gustaba el Rock y Britney Spears. 

 El señor Roberto sigue sonriendo hasta el día de hoy a pesar de todo, obviamente porque lo obliga el demonio. Ya no lleva un rosario colgando en el pecho. Quizá algún día se torne valiente de verdad, se anime y explote.


Vielen Dank!



El 14 de Noviembre de 2009, Shakira lanzó mundialmente el video de "Loba". 





Típico.

 Estoy en la edad en la que tendría que estar graduada (o casi) o con un trabajo estable, también estoy en Argentina.
 Fui la mejor alumna de la clase de literatura del secundario (aunque no tengo imaginación), la única en llegar al promedio perfecto con el odiado "Viejo Isla"; llevé la provincial y la nacional, intenté ser buena con todos, piola para los que me preguntaban algo en el medio de un exámen.
 También fui la peor alumna y abandoné el colegio a los 15, con un boletin lleno de unos en inglés, mucho antes de que "El viejo Isla" elogiara hasta  la manera de leer o de que gane una medalla de mejor alumna, odiaba ese colegio y abandoné, suelo hacer esas cosas. Después quise ser profesora.
 Hoy, soy la más frustrada en las cenas de ex alumnos, cenas a la cual nunca asisto, porque no hay tales (se pelearon todos) Pero imaginemos que hay una cuando, con un sanguche de mortadela en mano, a las 00:00hs, ojerosa y babeada (para dramatizar), reviso Facebook y... ¡Oh, Monstruosidad! Hay madres felices mostrando miles de fotos del mismo niño de vacaciones en Mar de Ajó con sus talentosos maridos; ¡Oh, calamidad!  El Pipi se compró LA moto amarilla super ultra power... ¡Celos absolutos! cuando veo a mi ex compañera de banco vestida de chef en Madrid, bueno, ella sí, la pegó. Soy un sobrecito de jugo Tang concentrado de envidia.
 En Facebook todos son felices, mientras yo comparto  memes y diálogos de Los Simpsons, porque hijos no tengo, atractiva no soy, plata no hay. A veces me quejo del presidente, como para variar o escribo alguna boludéz que crea graciosa, pero nadie lee. De vez en cuando me tienta la idea de escribir una amenaza de muerte a Maria Eugenia Vidal para que venga la Bullrich a tomar unos mates a casa, pero después se me pasa.
 Estudio alemán hace un tiempo, me encanta y estoy deseosa de conseguir el empleo al que me postulé ayer, donde, de quedar en el puesto, utilizaría el armonioso idioma de Falco.




Supongamos que consigo el empleo, cosa que siendo realista, considero lejana; pero supongamos que lo logro, eso sería algo que me haría verdaderamente felíz; pero entonces, ¿Cómo debería reaccionar ante la felicidad?, es decir ¿Qué cuernos hago? ¿Me compro una moto amarilla super ultra mega power? ¿Tengo cuatro solo para sacarles fotos? ¿Dejo a mi familia y me voy a la mierda? ¿Me compro un camión lleno de naranjas para jugo y lo dono a un centro de constipados? No importa qué nos hace felices, yo ya aprendí que lo importante es la selfie.

Vielen Dank!

miércoles, 22 de febrero de 2017

BÁSICAMENTE ME RÍO CON CUALQUIER COSA.

"Me gusta el arte, todo tipo de arte... me gusta el humor."

Buenos días, buenas tardes, buenas noches a la nada o a nadie:

 ¿Cuándo abrí este blog estéticamente feo? ni idea, "si te pego es por tu bien", un nombre de mierda que se me ocurrió en ese momento donde Ni Una Menos no era ni un Hashtag, pero lo voy a seguir usando (Porque yo pensaba escribir críticas a cosas de la vida cotidina, por eso era lo de "pegar") aunque criticar está mal, pero yo soy muy quejona.  Era una boluda, sí, pero desde ese día que se me ocurrió abrirlo al día de hoy, debo admitir que crecí...  y ahora soy más boluda.
 ¡Cómo me gustaba escribir! y ¡Cómo me gusta!, aunque siempre fui muy mala para hacerlo y muy vergonzosa para demostrarlo, como George McFly pero sin la genialidad.
  Amaba hacer reir, amo hacer reir, pero no soy graciosa  (aunque admito que en la adolescencia era bastante ingeniosa a pesar de mi timidez, no quiero pecar de...)  me encanta el humor, de hecho de adolescente quería ser publicista o guionista (no apto para mujeres, dicen) aunque decidí finalmente ser profesora de historia (pero fallé en el intento), era más barato y es una especie de "guión", ¿no? ; hoy ni siquiera se me ocurre nada ingenioso, ¿será eso madurar? No.


                   Carrey  que a su vez, hizo de Andy Kaufmann en Man on the Moon

  Amo el humor y lo digo en serio, tal es así que hay algo que nunca confesé: Cuando pasaron "Tiempos Modernos" de Chaplin en mi secundaria básicamente enloquecí, comprendí de alguna manera, que el humor es la forma divertida de entregar un mensaje, una idea incluso comprometida cultural o socialmente, y aunque esté a veces disfrazada de insensatez, creo que, bien utilizado,  puede revelar la ridiculez real de muchas cosas consideradas "serías", es un quiebre entre lo cotidiano que nos aqueja y lo mágico.
  Me sé vida y obra de Charles Chaplin, vi todos los films posibles desde el primero hasta el último, vi hasta la película de su biografía con "Robert Downey Junior", escuché su música, vi documentales... y cuando estaba por entrar en la obsesión, empecé a explorar un poco más sobre el humor Inglés (quizá un poco por Charles, otro poco por mi amor a The Beatles) sep, los Monty Python (que me llevó a ver Brazil, peliculón) , Rowan Atkinson, Benny Hills, Little Britain, de todo. Un día leí sobre "Jerry Lewis", humorista americano de los 50´s y 60´s (info para los jovencitos, hizo el "Profesor chiflado" antes que Eddie Murphy, personaje en el cual está basado "el profesor Frinks" de Los Simpsons), vi un par de películas, pero no me emocionó y soy de un humor muy fácil; sin embargo, empecé a ver "que onda" el humor yanqui.
  Después descubrí a Sandrini, a Don Luis me lo presentó mi madre, Sandrini: el señor con la capacidad de hacer reír y emocionar, como Chaplin, pero con guión hablado y además bien argento, como Tita. Hasta hace un tiempo pasé por libros de Luis Piedrahita, sketches de Juana Molina, tiras de Quino y Fontanarrosa, horas de radio con Dolina (y libros), Stand up, y hasta películas de Cantinflas... ¡Capusotto!
 El humor Agentino es un caso aparte, obvio que también me encanta (hasta tuve mi momento Les Luthiers) pero la gloria de las glorias es, para mi, Esperando la Carroza, es perfecta.




 Hace poco que estoy desempleada, por lo tanto tengo tiempo casi como en mi adolescencia; descubrí "Better Call Saul", nunca vi una serie en mi vida (ni telenovelas, ni siquiera películas con más de tres secuelas, mi gran frustración es no haber visto Chiquititas o dibujitos de Cartoon Network y mis amigos ya dan vuelta los ojos cada vez que lo repito), esta es la primera que veo, y no, no vi Breaking Bad antes. Me encantó el personaje.
  Un día mirando Los Simpsons, sin querer, veo en los créditos "Odenkirk" como guionista, apellido del actor que encarna a Saul Goodman;  asique, en la profundidad de mi ignoracia, googlié; "Bob Odenkirk guionista Simpsons", me saltó que en realidad el guionista es Bill Odenkirk, hermano de Bob, aunque Bob guionó ocasionalmente a Los Simpsons, ambos fueron guionistas junto a David Cross y otros de "Mr. Show w/ Bob and David". por lo tanto y como debe ser, Googlié: "Mr. Show". Sin retorno. Es una locura de los años 90, la misma década que Cobain se voló la cabeza y Soda sacó Sueño Stereo (y nací yo, vamos); todos unos locos de mierda; en pocas palabras:  me encantó, aunque humor fácil,  no tienen  reglas, llegando a lo ofensivo, no tienen gags y una historia hila tras la otra; transcurre en un teatro creando diferentes situaciones (miles) y las combinan con cintas pregrabadas que proyectan en pantallas al mutis del escenario, mientras, preparan otro escenario (que obviamente sigue con el hilo de la cinta pregrabada) además muchísimos personajes, desde una iguana (que es básicamente Odenkirk vestido de verde), pasando por una programa infantil pasado en drogas que habla acerca del bajón en tono siempre aniñado, hasta un abogado que solo pide que lo llamen para una grata compañia (no es prostitución), encarados básicamente solo por dos actores: Bob y David.


            Creo que esto no podría salir al aire en Argentina. Me reí. Estuve mal.(Lamentablemente en inglés)

 En mi búsqueda de trabajo, una empleadora me pidió que agregue mis hobbies y pasiones a mi CV, Lo conveniente, supongo, sería algún deporte en equipo, alguna disciplina de autocontrol como el Yoga, alguna causa humanitaria como luchar por los derechos de los animales o algún tipo de actividad intelectual o artistica. Voy a mentir.
 Ese es mi hobbie. algunos les gusta el cine clásico, el fútbol, el canto; a mi el humor (bueno y Los Beatles), lo triste, es que no soy actriz, no soy guionista y no soy graciosa... Ni siquiera profesora de historia.

.

Vielen Dank!