miércoles, 26 de julio de 2017

Experiencia religiosa.

 Excelente. Me cambió la vida después de haber pasado por una experiencia sólo comparable a la magia de los bosques de Irlanda, o tan impresionante como los Andes, tan conmovedor  como una obra de Shakespeare, tan bella como los ojos azules de mi sobrina Laura.
 Hay sensaciones que simplemente no se explican, no existen las palabras precisas.
 A veces nos confundimos y en medio de esta urgencia por vivir  no nos detenemos a pensar que hay cosas cerca nuestro, cosas espléndidas, que le pueden cambiar la dirección a nuestros pensamientos, casi siempre inundados de inconformidad.
 Maravilloso. Es el ser humano capaz de mirar el cielo y crear historias acerca de lo que su imaginación le dicta,  historias creadas por él, y que ni él mismo logra entender con seguridad. Hay guerreros alados allá arriba que nos protegen,  y que nos dicen lo que tenemos que hacer; sí, eso dice la imaginación del hombre. Así de trascendental es el humano, creando sensaciones, historias, objetos, situaciones, modas, alimentos.
 Más buena que Hugh Jackman en paños menores a los 25 años de edad, estaba la pizza a la Napolitana que me morfé al mediodía. Una experiencia mágica, impresionante, conmovedora y bella. Gracias señor pizzero.

Ahi lo tenés al...


Vielen Dank!